Vie, 14 Diciembre
El tiempo - Tutiempo.net

 13 02 Alfajor


 Es un clásico que se compra todo el año y que se consolidó como la golosina preferida.


Golosinas imbatible en el país, el alfajor acompaña a los argentinos desde su infancia y se mantiene como "caballito de batalla" en los miles de quioscos locales. Llevado a España por los árabes, estas dos galletitas unidas por dulce de leche lograron conquistar el paladar criollo: se consume en el país un kilo per cápita anual, según cifras de Fantoche, una de las tantas marcas locales.

Aun en tiempos de caída del consumo, este producto se mantiene como la golosina más comprada por los argentinos, según datos de la Asociación de Distribuidores de Golosinas y Afines (Adgya). En la industria explican su éxito en el hecho de que es un clásico y los clásicos no pasan de moda, se consumen todo el año.

Si bien hay marcas típicamente "alfajoreras", como Jorgito, Guaymallén, La Nirva y Fantoche, dos multinacionales pisan fuerte en el segmento con productos emblemáticos, como Arcor (con Blanco y Negro, Águila y Bon o Bon) y Mondelez (con Milka, Suchard y Terrabusi).

Una inmensa atomización completa la radiografía de este mercado. Entre las marcas preferidas, según áreas geográficas específicas, están: Capitán del Espacio, en la zona sur del Gran Buenos Aires; Merengo, en Santa Fe; Estancia El Rosario, en Córdoba; Don Goyo, en San Luis, y Gesellinos, en Villa Gesell.

Claudio Messina, gerente de marketing de Fantoche, dice que en los últimos cinco años la categoría varió entre -3 y +3 puntos de share. "El consumidor está abierto a probar nuevas propuestas, siempre apelando a marcas tradicionales como soporte de lo que consume. Llegó el consumo inteligente para quedarse, hoy se prioriza la elección de marcas con tradición que les aseguran a los consumidores poder disfrutar de un buen producto a un precio aceptable", explica el ejecutivo.


 Fuente: La Nación

0
0
0
s2smodern