Vie, 17 Agosto
El tiempo - Tutiempo.net

 12 06 PwC

 

 


Islandia, el gran campeón en la Copa del Mundo de la productividad.


Faltan pocos días para la Copa Mundial de Fútbol que se celebrará en Rusia. Durante el torneo sólo la mejor selección nacional se hará acreedora al título como campeón del mundo y las posibilidades son amplias para varios países. Predecir un ganador en estos eventos suele ser una tarea complicada, por ello nos centraremos en analizar quien sería el ganador si en lugar de poner a sus mejores jugadores en el campo, los partidos se jugaran tomando en cuenta ciertos aspectos de la economía de los países en cuestión.

A fin de evaluar la performance de cada “equipo/país” en el certamen, se tomó como base la metodología planteada por Ricardo Hausmann, Jason Hwang y Dani Rodrik en el artículo “What you export matters” (“lo que exporta, importa”), donde se describe un modelo que genera un ranking en base a estimaciones de la productividad de los bienes que se exportan mundialmente, teniendo en cuenta el peso relativo de las exportaciones por país así como su Producto Interno Bruto (PBI) per cápita.

Este modelo busca realizar un índice con el cual se pueda estimar la productividad de los distintos sectores de la economía de cada país, con lo cual se pretende capturar el nivel de productividad asociado con las exportaciones de un país, basándose en el supuesto de que un país exporta los bienes en los cuales es más productivo. Los productos que son exportados por los países con mayor PBI per cápita estarán ubicados más arriba en la tabla del ranking que aquellos productos que son principalmente exportados por los países con menor PBI per cápita.

La muestra está comprendida por todos los países que en dichas bases de datos presentaran la información requerida para los años seleccionados, quedando así una muestra final de 171 países. ¡Que comience el juego!

En el Grupo A, puede que Arabia Saudita sea el equipo con peor ranking “FIFA” de los que se han clasificado, pero los Halcones Verdes con la ayuda de los petrodólares liderarán el grupo junto con el anfitrión, quien quedará en segundo puesto por diferencia de goles. La decepción del grupo será Uruguay que, a pesar de tener a Luis Suarez, Cavani y compañía, sus exportaciones de soja no pudieron hacerle frente al petróleo, rescatando únicamente un empate contra su similar de Egipto.

El Grupo B también presenta un resultado sorprendente. Cristiano Ronaldo, el cinco veces nombrado mejor jugador del mundo, no podrá ayudar a su selección Portugal a clasificarse para la ronda decisiva. Los Lusos, con su canasta de exportación muy diversificada en bienes no tan productivos, lograrán un agónico empate contra Irán y vencerán ampliamente a Marruecos quien terminará último del grupo con cero puntos. Por su parte España, favorito para alzar la copa, luego de un fuerte inicio logrando la victoria en el duelo ibérico ante el actual campeón de la Eurocopa, no tendrá muchas dificultades y cómodamente liderará el grupo B.

El Grupo C resalta por su paridad, económicamente hablando. En esta comparación Perú se ve desfavorecido: a pesar de poder contar con su estrella Paolo Guerrero y de ser una economía en amplio crecimiento dentro de Latinoamérica, no podrá rescatar ningún punto y saldrá con una diferencia de goles bastante negativa. Los dos primeros puestos serán peleados por Francia, Dinamarca y Australia. Dinamarca, con el tercer PBI per cápita más grande entre los participantes, no tendrá problema y clasificará primera en su grupo seguida por Francia, y en tercer lugar quedará Australia, quien a pesar de tener un PBI per cápita mayor que Francia, su canasta de exportación especializada en productos poco productivos, como el carbón bituminoso y los minerales de hierro, no logrará vencer a la canasta de exportaciones industrial de Francia con sus aviones y medicamentos.

Se dice que Messi necesita ganar una Copa del Mundo para poder ser indiscutidamente el mejor de todos los tiempos, y en Rusia tendrá una nueva oportunidad de lograrlo. No obstante, en el mundial de la productividad, Argentina está lejos de conseguir tal hazaña, ya que se despediría en primera ronda con cero puntos siendo derrotado por los restantes equipos del Grupo D. Islandia, país con menos población que el porteño barrio de Palermo, será el ganador del grupo con bastante facilidad. Sorprendiendo a todos, y debido a la gran especialización en la producción y exportación de petróleo, Nigeria logrará un empate ante Croacia y se impondrá a la Argentina, quedándose así con el segundo puesto en la tabla.
Suiza, poderosa económicamente, es uno de los grandes favoritos del mundial de la productividad.

En el Grupo E logró tres aplastantes victorias y clasificó con facilidad sin revelar el secreto de su éxito, el cual se guarda para la fase de muerte súbita. Otro integrante del grupo es la pentacampeona del mundo. La “canarinha” está en el top 10 de las economías del mundo, pero sus números per cápita y su canasta de exportaciones con productos como los frijoles de soja, tortas y demás residuos sólidos de la extracción del aceite de soja y mineral de hierro ocasionaron una derrota en el partido decisivo contra Serbia, quien centra su exportación en los vehículos de pasajeros. La victoria de los Balcánicos hizo que Neymar acompañara a Messi y Cristiano Ronaldo a continuar viendo la Copa por TV. El grupo lo cerraron los ticos con su exportación de granos de cacao, quienes no pudieron obtener ninguna victoria a pesar de tener un PBI per cápita mayor que Brasil y Serbia.

El Grupo F para los especialistas deportivos es considerado el grupo de la muerte, dado el alto nivel futbolístico que podemos encontrar en cada uno de los integrantes del Grupo. Con excepción de Alemania, que parte como favorito del grupo, el pronóstico es totalmente reservado para conocer quién será el que acompañe a los teutones en la ronda final. En el mundial de la productividad la conclusión sería la misma, Alemania lideraría el Grupo con cinco puntos, los mismos que Suecia y Corea del Sur, pero por diferencia de goles el primer lugar se lo lleva Alemania y el segundo lugar los nórdicos, quedando Corea del Sur y sus exportaciones de electrónica en el tercer lugar. México, con su producción de petróleo y de vehículos, quedó con cero puntos. Pero que no los engañe la puntuación, ya que al igual que en el futbol a veces el resultado no muestra la calidad del juego; los mexicanos muestran una canasta de exportación productiva mayor en relación a su PBI per cápita, pero no les alcanzó en este grupo tan fuerte en donde tenemos algunos de los países más productivos del mundial.

En el Grupo G, los dos claros favoritos son Bélgica e Inglaterra, que lograrán imponer su poderío económico ante las dos selecciones restantes del Grupo. Los belgas e ingleses se enfrentarán en la tercera jornada buscando conocer quién será el ganador del grupo. A Bélgica le basta un empate para poder acceder como primero de grupo y gracias a su mayor proporción en la exportación de medicamentos, lo logra. En el otro juego de la jornada que se disputará en paralelo, Túnez se mide con Panamá y serán estos últimos, especializados en las exportaciones de la industria química, quienes logren el premio consuelo de los tres puntos al imponerse a Túnez y su canasta de exportaciones dominada por el petróleo.

El último grupo, el H, será dominado por Japón, tercera economía del mundo y primera de la Copa del mundo dado que no clasificaron ni China ni Estados Unidos, obteniendo tres victorias con amplio margen en tres encuentros. La última esperanza del pueblo sudamericano caería en parte en la estrella cafetera James Rodríguez y en las exportaciones de carbón bituminoso y petróleo de Colombia. Sin embargo, ni la estrella del Bayern Múnich ni las exportaciones de ambos productos fueron suficientes para batir a Polonia y su cartera industrial bien diversificada en bienes con alto grado de productividad. Los polacos así obtuvieron el segundo lugar y Colombia se tuvo que conformar con la victoria ante la débil Senegal, el país con menor PBI per cápita del mundial.

Luego de conocidos los dos clasificados por cada grupo, es momento de conocer cómo quedaría la fase de eliminación directa, siempre siguiendo el calendario y fixture elaborado para Rusia 2018. Los octavos de final comienzan con Arabia Saudita contra Irán. Lo que en el mundial de futbol sería un choque totalmente improbable, en el mundial de la productividad tiene cierta lógica, ya que se enfrentan dos de los productores más importantes de petróleo a nivel mundial. Sacando las exportaciones de petróleo, en la cual ambos basan en medida importante su canasta de exportación, los commodities también forman parte importante en las exportaciones de Irán, lo cual permite pelearle el juego a Arabia Saudita. Sin embargo, el país árabe con mayores reservas de petróleo que Irán es quien se queda con el juego en una agónica tanda de penales. En el otro juego de la llave, Dinamarca se enfrenta a Nigeria. En está ocasión la especialización en petróleo de las águilas negras no podrá superar a la sólida economía danesa quien logra una victoria sencilla: 3 a 1.

En la segunda llave de ese lado del cuadro, Suiza se enfrenta a Suecia. Lo que futbolísticamente hablando no sería más que un partido promedio, en el mundial de la productividad es un partido bastante atractivo. En un juego cerrado, Suiza vence 2 a 1 a Suecia y su exportación de salmones. Por su parte, Bélgica vence a Polonia por 2-1 y continúa avanzando para medirse con Suiza en los cuartos de final.

Del otro lado del cuadro, España se enfrenta al anfitrión, Rusia, superándolo por marcador de uno a cero y no gracias a sus estrellas: Sergio Ramos, Isco y Morata sino más bien por las exportaciones de una productiva industria automotriz. Dentro de esa misma llave, el pequeño país de Islandia, continúa siendo la sorpresa de este mundial y avanza a cuartos de final con una victoria ante el equipo francés de Griezmann y compañía. Del mismo lado del cuadro, pero en la parte inferior, se enfrentan Alemania vs Serbia y Japón vs Inglaterra. En el primer duelo, los germanos le ganarán a una Serbia que hizo lo posible para competir con uno de los favoritos tanto al mundial de futbol como al de la productividad. En el otro duelo de la llave, Inglaterra no pudo superar a Japón y su productiva industria automotriz, perdiendo con un marcador de 2 a 1.

El primer juego de los cuartos de final enfrentará a Arabia Saudita y Dinamarca. Los petrodólares se acabaron y no fueron suficientes para vencer a Dinamarca. Los belgas ven rotas sus ilusiones al caer dos a uno ante la sólida Suiza. Del otro lado del cuadro España sucumbe ante la sorprendente Islandia, cuyo PIB per cápita y productividad fueron bastante superiores a los españoles, lo cual se vio reflejado en el amplio marcador de 3 a 1 a favor de los Vikingos. Cerrando la ronda se enfrentan Alemania y Japón, resultando vencedores los nipones, cuya canasta de exportación se encuentra diversificada en productos más productivos que Alemania, siendo la industria de la tecnología el factor clave para que los japoneses lograran tan importante victoria.

Por obra del destino y la suerte, al momento de hacer el sorteo de los grupos y el fixture de las rondas finales, observamos que a la semifinal llegaron los 4 países con un mayor nivel de productividad: Suiza, Dinamarca, Islandia y Japón. A estas alturas del torneo la paridad reina y los resultados son muy cerrados. En la primera semifinal se enfrentan los daneses contra los suizos. Son los suizos quienes salen victoriosos siendo el factor desequilibrante la consolidada industria química y farmacéutica que superó al bien más productivo exportado por los daneses, relacionados a la industria de energía eólica. En la otra semifinal, la debutante Islandia y su alta especialización en la exportación y producción de aluminio, así como en la producción de bacalaos, vencieron a la sólida industria japonesa. En el tercer puesto, los japoneses vencerán a Dinamarca y se quedarán con el peldaño más bajo del podio.

La gran final será disputada en Moscú el 15 de julio, en donde se enfrentarán dos potencias económicas, Suiza e Islandia, pero serán los vikingos quienes, a pesar de ser superados en veintiséis a uno en términos poblacionales, lograrán alzar la copa.

0
0
0
s2smodern