Mié, 19 Diciembre
El tiempo - Tutiempo.net

 

09 10 Consumo Nielsen ALAS

 


 Se busca relación precio-calidad. La mirada de Giovanna Márquez, líder de Retail Analytic de la consultora Nielsen Latinoamérica.


En un contexto de consumo deprimido por la inflación alta y los salarios deteriorados, el principal móvil de compra para los consumidores locales es lo que se conoce con la expresión "value for money", o sea, la posibilidad de comprar con la mejor ecuación costo-beneficio.

En este sentido, los mayoristas constituyen el canal de compra que mejor está amortiguando el impacto de la crisis al ofrecer buenos precios por volumen. Así como también las grandes cadenas de supermercados apelan a otros recursos para mitigar el deterioro de su rentabilidad, como el incentivo de las marcas propias.

Estos son algunos conceptos que comparte Giovanna Márquez, líder de Retail Analytic de la consultora Nielsen Latinoamérica. La experta participó en un workshop de la Asociacion Latinoamericana de Supermercados (ALAS), que se desarrolló en Rosario, donde expusieron especialistas de Argentina, Uruguay, Mexico, EE.UU y Colombia, entre otros. 

"Nuestras economías de la región, y especialmente en la Argentina, donde la coyuntura está más complicada, los canales de venta están tratando de incorporar estrategias tendientes a captar a un consumidor con menos poder adquisitivo, que tiene seriamente afectada su capacidad de consumo", dice la analista. Por eso, las opciones están enfocadas, sobretodo, a ofrecer productos que tengan la mejor relación costo beneficio "que no necesariamente implica los precios más bajos".

"Los latinos somos muy sensibles a los incrementos de precios. En especial, en este momento en que el nivel de confianza de los consumidores está bajo en casi toda la región. Si no hay confianza, el consumo se reciente", señala.

En el entorno político de los países de la región, donde prima la desconfianza, además, por temas de corrupción y de volatilidad de las economías,  las empresas proveedoras y los comercios están expuestos a mayores retos. Por ejemplo, que no van a poder trasladar todos sus costos a los productos si no quieren que se siga deteriorando el consumo".

Entre otras cosas, según la experta, también evalúan cómo volverse mas eficientes en términos de costos para no afectar su negocio. "Es ahí donde, pueden aplicar las nuevas tendencias, como la tecnología para facilitar el abastecimiento y el servicio a sus clientes", explica Márquez.


 Fuente: Clarín Económico

0
0
0
s2smodern