Sáb, 23 Marzo
El tiempo - Tutiempo.net

 

Comercio digital Argentina

 

 


El comercio ya camina hacia su destino.


El “problema del comercio electrónico no es la demanda, sino la oferta”. El diagnóstico replica desde hace largo tiempo en Argentina en boca de referentes del sector, y aquí hace particular eco. “Córdoba aporta dos por ciento de la demanda nacional de comercio digital, pero el ocho por ciento de la oferta”, subrayan entidades como la Cámara Mediterránea de Comercio Electrónico (Camece), poniéndole número a la oportunidad que espera a las empresas en el canal digital.

Puede sonar paradójico, pero hay otra coincidencia: este año de “crisis” tiene el poder de darle a la venta on line un envión determinante. De hacerla crecer aún por encima del 50 por ciento anual promedio que viene avanzado en el último quinquenio.

“La crisis es una oportunidad para el eCommerce. Es claro que más empresas van a volcarse a él, el canal va a expandirse en todos los rubros “, aseguró con confianza Guillermo Montenegro, presidente de Camece. Por el lado de la oferta, citó los bajos costos de acceso del canal digital respecto del físico como uno los estímulos en este sentido.

“Años atrás, sólo las empresas que miraban cinco años adelante atendían su tienda virtual. Para el resto, mientras el negocio principal crecía se trataba de algo marginal. Cuando esa venta tradicional empieza a debilitarse, tal como pasa ahora, las empresas buscan alternativas. Ya vemos mucho más interés en abrir una tienda web propia o ingresar a market places”, añadió Montenegro.

Del lado del consumidor, Gustavo Sambucetti, director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace), traza un panorama en sintonía: “En momentos de crisis, el comercio online permite comprar de manera más eficiente y racional, por eso es contracíclico. Va a crecer”.

En definitiva, la necesidad de hacer rendir mejor el dinero promete potenciar la curva de adopción del canal que, de por si, viene creciendo. La tendencia está impulsada por la penetración creciente de la tecnología (el teléfono móvil a la cabeza) y la iniciación de nuevas generaciones, con nuevos hábitos en el consumo masivo.


 Fuente: La Voz

0
0
0
s2smodern