Jue, 20 Junio
El tiempo - Tutiempo.net

 

oficinas empresas clima laboral

 

 


El diseño de las oficinas influye en el clima laboral.


 
 Cómo conjugar las buenas experiencias en los lugares de trabajo con el éxito en los negocios es un dilema con el que convive la mayoría de las organizaciones. Es que las empresas ya no tienen dudas de la importancia que tienen los espacios y el ambiente laboral en el éxito de una empresa. De hecho, JLL, la compañía de servicios inmobiliarios que ofrece desde gerenciamiento de propiedades hasta consultoría e investigación realizó una investigación sobre el tema. Recientemente presentó Workplace powered by Human Experience, una nueva serie de informes a nivel global que incluyen una herramienta complementaria, Human Experience model, que analiza cómo la experiencia en el lugar de trabajo puede ayudar a hacer prosperar los negocios. "En un mundo impulsado por los datos y la innovación digital, el futuro del trabajo tiene en realidad mucho más que ver con la gente de lo que uno podría pensar. Las organizaciones ya no pueden concentrarse en facilitar un lugar para trabajar, sino que necesitan crear espacios que le permitan a las personas alcanzar sus ambiciones. Apelar a lo que la gente quiere puede traer beneficios transformadores a los negocios", afirma Joselyn Gershberg, consultora de Workplace Strategy and Change Management en JLL y una de las autoras del trabajo.
 

La experiencia que las empresas crean para su gente en el lugar de trabajo impacta de lleno en el nivel de compromiso de las personas, en su sentido de empoderamiento y sentimiento de realización profesional, dice el informe de JLL, que forma parte de la iniciativa de investigación Future of Work, y basa sus hallazgos en consultas a ejecutivos de 40 corporaciones alrededor del mundo y en los resultados de una encuesta anónima hecha por separado a más de 7300 empleados de empresas con plantillas de más de 100 personas. De acuerdo a las conclusiones de este estudio, cerca de un 70 por ciento de los participantes, por ejemplo, estuvo de acuerdo en que la felicidad en el trabajo es el mejor ingrediente para garantizar una experiencia laboral única y casi el 90 por ciento de los encuestados apoyó la idea de tener un Chief Happiness Officer en el trabajo, es decir alguien dedicado al bienestar de los empleados. Sólo un 40 por ciento de los empleados reveló sentirse, en promedio, muy comprometido con su trabajo, y considera a la confianza y la amabilidad -que pueden ser promovidas mediante espacios de trabajo dinámicos- como los factores de mayor impacto positivo en su compromiso laboral. El 52 por ciento de los empleados admitió estar totalmente satisfecho con su ambiente de trabajo actual y un 42 por ciento , sentirse listo para pasar de tener un lugar de trabajo personal y fijo a oficinas open-plan o ubicaciones flexibles. Casi la mitad de los encuestado, es decir alrededor del 47 por ciento piensa que poder concentrarse en el lugar de trabajo es la principal prioridad, demandando un mayor énfasis por parte de las empresas en darle a los empleados la opción de elegir cómo, cuándo y dónde trabajar. Felipe Acevedo, gerente de consultoria Latam de JLL señala que desde el punto de vista del diseño, hay intervenciones que impactan en el bienestar y productividad. Menciona, por ejemplo, la importancia del trabajo basado en actividades . Se trata de una tendencia que apunta a transformar el diseño de las oficinas y las políticas de una compañía para que las personas puedan, elegir cómo, cuándo, dónde y con quién trabajar. "Esta alternativa busca implementar una paleta de espacios dentro de los cuales se encuentran distintas opciones de estaciones de trabajo, áreas de colaboración, zonas de concentración y espacios formales e informales, entre otros, que se adecuan a las diferentes necesidades que puede tener un empleado durante la jornada laboral. Además de proporcionar variadas opciones de trabajo, este formato estimula la movilidad dentro de las oficinas, así como encuentros casuales que es donde surgen las mejores y más rápidas decisiones. Algunos ejemplos incluyen phone booths, salas de diferentes capacidades, espacios de concentración, brainstorming room, salas de reuniones abiertas, lounges o pantys, entre otros", detalla Melisa Ladera, Consultor de Workplace Strategy and Change Management y autora del informe.

Ladera agrega también la importancia de introducir espacios de socialización, ocio y comunicación que permitan a los empleados tener la opción de tomar un descanso y compartir con otros colegas para intercambiar ideas y reforzar los vínculos de camaradería. El principal referente, dice, es el comedor o cafetería, pero también se refiere a jardines, salas de juegos y zonas especiales para trabajar en equipo.

Un desafío al que se enfrentan las grandes empresas es que tienden a tener espacios con una clara identidad corporativa, que muchas veces no es alineada a la flexibilidad de espacios, generando dificultad en el proceso de cambio. Para cada tipo de empresa es importante considerar lo que predomina en sus necesidades, objetivos, visión y la cultura organizacional", dice Acevedo.


Fuente: La Nación
 
 
 
 
 
 
0
0
0
s2smodern